Tal día como hoy, hace 2 años…

Test de embarazo. Diario de una mami

¡Socorro, vamos a ser padres! 🙂

El 6 de marzo de 2013 volvía del trabajo a casa y me pasé por la farmacia. Tenía un trancazo bastante importante y al día siguiente acudiría al médico. Dados mis antecedentes asmáticos tengo que cuidarme bastante en lo que a resfriados se refiere. Además, la regla se estaba retrasando desde hacía unos días (por aquel entonces era como un reloj) y necesitaba saber si estaba embarazada por si la doctora me recetaba algún medicamento. “Un test de embarazo“, pedí. Y una sonrisilla asomó por mi cara, algo presentía…

Llegué a casa con esos nervios guays, como yo los llamo, instalados en el estómago. Son los nervios del día de antes de emprender un viaje o de la noche de Reyes, pensando en los regalitos que tendrás.

“Toma, lee tú las instrucciones, que ya sabes que yo no me entero bien y además estoy nerviosa”. ¡Por Dios! Eso tenía más letra que los contratos bancarios: que si falsos positivos, que si falsos negativos, que si leas el resultado en 5 minutos o si no el test se autodestruirá en 3 segundos…

– Bueno, ¿te lo haces o qué?
– No sé, como pone que es mejor con la primera orina de la mañana…
– Pero mejor salir de dudas ahora, ¿no?
– ¿Y si no sale bien porque la concentración de la hormona del embarazo (la famosa gonadotropina coriónica humana) es baja?
– Venga, ¡háztelo!
– Vale. Voy a por un vaso.
– ¿Pero vas a hacer pis en un vaso?
– ¿Y dónde quieres que lo haga? ;P

A los pocos minutos…

– Voy a dejarlo encima de la mesa. En 5 minutos hay que mirar el resultado. No mires, ¿eh?

Pero miró… 😉

Y en ese momento, entre lágrimas, risas y abrazos, fuimos conscientes de que nada sería igual. Tras 8 meses de intentos, esperanza, incertidumbre, desconsuelo…, íbamos a ser padres, por fin. Comenzaba nuestra nueva vida. ¡Tenía un garbancito en mi interior!

¿Recordáis cómo fue vuestro momento? 🙂