Botellas de cristal aptas para niños

En casa le hemos declarado la guerra al plástico. En la medida de lo posible aquí lo usamos todo de cristal. Y digo en la medida de lo posible porque en la charcutería me ponen el jamón en uno de esos envases de plástico y no me voy a poner a dar patadas en plan rabieta para que cambien su política de envases y me den una alegría. Aunque, pensándolo bien, igual le puedo decir a Pegotito que se arranque en medio del mercado y se tire al suelo a patalear. Porque, total, con lo bien que se le dan esas situaciones, igual nos hacían caso. 😉

Volviendo al tema, que me voy… Como os iba diciendo, preferimos usar tuppers, vasos y platos de cristal y/o porcelana fina. El plástico al final acaba oliendo fatal, por no hablar de las peligrosas sustancias que parece que suelta con los cambios de temperatura.

Así que los 3 nos hemos pasado a esta nueva modalidad. Tanto, que cuando vamos por la calle Pegotito bebe agua de su pequeña botella de cristal, ante la atónita mirada del personal. O en casa, cuando hay visitas, me sueltan eso de “Uy, a ver si se le va a caer el vaso”, como si le dejara pasearlo por toda la casa mientras toma las curvas del pasillo a la velocidad de la luz… Esto me da para otro ¿¿Peerdoonaaa?? 😉

Por eso cuando hace unas semanas me pidieron en su guardería que lleváramos una botella de agua para que pudiera beber allí, no me lo pensé 2 veces y la llevé de cristal. Pero, consciente del peligro que supone, porque no soy tan mala madre como en ocasiones me hacen creer, opté por una botella de cristal anti-golpes y anti-roturas: las botellas Lifefactory.

Las conocía desde hace tiempo, desde la época en la que me extraía leche en el trabajo: las acoplaba en mi sacaleches (utilizaba el Swing de Medela) a la perfección. Claro que, yo las tenía en casa pero sin lo que las hace (casi) irrompibles ante golpes y caídas.

Así que me puse manos a la obra y el señor Google me facilitó una web donde poder adquirirlas a buen precio. Y así llegué a Cantabalarana, una tienda online especializada en artículos ecológicos y originales para bebés y niños.

En ella pude comprar la botella de cristal Lifefactory idónea para que Pegotito pudiera beber agua a diario en la guardería sin peligro de que se rompa si se cae. Porque lleva una funda de silicona para evitar daños en la persona que más quieres.

Botella de cristal irrompible Lifefactory

Fuente: Cantabalarana.es

Por cierto, la compra en esta web es súper recomendable. Los gastos de envío son muy pequeños y en dos días tienes lo tienes en casa. Seguro que repito. 😉

¿A que es chula? ¿Conocíais las botellas Lifefactory?