Vuelta de vacaciones y primera visita a la bebeteca

Se acabaron las vacaciones, snif, snif… ¡Ay, qué poco dura lo bueno! 😦 Hemos pasado unos días estupendos en tierras cántabras y ya estamos de nuevo por aquí. 😉

Como al papá de Pegotito aún le quedan unos días libres, recientemente hemos hecho una visita a una bebeteca. ¿Ein? Sí, fuimos a una biblioteca donde tienen un espacio reservado para los más pequeños dentro de la sección de títulos infantiles. Y cuando digo los más pequeños me refiero a eso mismo: los bebés a partir de 0 meses son bienvenidos allí.

Bebeteca.-Diario-de-una-mami.

Nos encontramos un lugar diáfano, con sillitas, asientos en forma de pelota gigante y cajas llenas de un montón de libros, agrupados y marcados por temáticas: sentimientos, colores, aprender, descubrir, jugar… ¡Y menos mal! Porque Pegotito se volvió loca y debió sacar unos 50, que si no hubiera sido por las pegatinas que tenían en la portada que indicaban dónde iba cada uno, no nos dejarían volver el próximo día. 😉

Bebeteca.-Diario-de-una-mamiFue muy gratificante ver cómo se subía a las sillas y se ponía a hojear cada uno de los cuentos. O nos pedía que se los enseñáramos. Me parece importante comenzar a inculcarle el gusto por la lectura, a pesar de que a mí no me vea nunca con un libro en la mano. Y no porque no me guste, que me encanta y nuestra casa está llena, sino porque no tengo apenas tiempo. 😦

Supongo que volveremos más veces. Me parece un plan estupendo para una tarde de lluvia o un día de frío invernal en el que, o sales de casa, o te haces el harakiri.

¿Conocíais de la existencia de las bebetecas? ¿Hay alguna en alguna biblioteca que os pille cerca?