Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

Cada persona es un mundo, ya se sabe. Y cada embarazo de cada mujer lo es mucho más. Porque no es lo mismo estar embarazada y disponer de todo tu tiempo libre para seguir a pies juntillas las recomendaciones médicas en cuanto a la gestación (caminar, descansar, comer legumbre y pescado 5 veces al día, modo ironía activado…) que tener que atender a una personita de 3 años con una barriga de 27 semanas y aún así, que las cosas, milagrosamente, marchen bien. 😉

Así pues, nuestro pequeño garbancito está pasando por su vida intrauterina sin pena ni gloria, para ser sincera. Las semanas y los meses van transcurriendo y no me queda tiempo para preocuparme ni para buscar en Internet si es normal ese quemazón que noto debajo de las costillas. Acudo a las citas médicas con puntualidad y punto pelota.

Lo de andar, que tan rigurosamente cumplía cuando llevaba a Pegotito en mi interior, confieso no llevarlo tan a rajatabla en este segundo embarazo. No hay tiempo entre semana, ni muchas ganas después del trabajo, para salir a dar paseos. ¿Cómo, si no, podemos cumplir nuestros horarios y tener la cena preparada a la 8 p.m. para que nuestra peque pueda irse a dormir a las 9 p.m.? No me salen las cuentas 😉 Así que camino cuando puedo, qué le vamos a hacer. Menos mal que soy una abanderada del transporte público y lo utilizo en mis desplazamientos diarios al trabajo. Así que, menos da una piedra.

Descansa, túmbate cuando lo necesites, escucha a tu cuerpo”, me recomendó la matrona en mi última visita. Me encantaría, claro que sí, pero en cuanto pego el culo al sofá me reclaman una partida al dominó o la lectura de un cuento. Y…, ¿cómo resistirse a esos ojillos que te piden que juegues? ¡No puedo negarme!

Luego están las tareas domésticas. Que sí, que vale, que no me voy a poner a limpiar el horno (aunque debería) ni a subirme a la escalera para hacer el cambio de armario (porque no me lo permiten, que si no…). Pero no puedo dejar que mi santo esposo se encargue de todo. Porque ya se ocupa de muchas cosas y tampoco es plan de que se sature.

¿Y qué me decís de la crema hidratante? Solo recurro a ella cuando me pica la piel a rabiar y tengo que calmarla. Ala, así os lo suelto. Soy carne de cañón de estrías. O no, quién sabe. 😉 Pero después de ducharme, con Pegotito, por aquello de ahorrar tiempo, tengo que preparar la cena. Y luego, cuando se acuesta, es mi momento para, por fin, sentarme en el sofá y disfrutar de mi momento de series. ¿Quién se acuerda de la crema entonces? 😉

Por no hablar de las clases de preparación al parto, que en esta ocasión ni las voy a pisar. 😦 Y no porque no me parezcan interesantes, sino porque no se ajustan demasiado bien a nuestros horarios, así que tendré que recurrir a mi memoria y a mi libreta para saber qué meto en la bolsa del hospital o cómo respirar cuando llegue el momento “P”, de parto. 😉

Y doy gracias al cielo de que, hasta el momento, las cosas van bien. Porque, hasta ahora, no planea sobre mí la amenaza del reposo, y rezo para que así sea. Claro que, el tiempo va pasando y el cansancio comienza a hacer mella en mí.

En fin,  crucemos los dedos y confiemos en que todo irá bien. 🙂

¿Cómo llevasteis vuestros embarazos? ¿Alguna diferencia?

 

17 comentarios en “Diferencias entre el primer y el segundo embarazo

  1. La verdad es que cuando estás embarazada por primera vez, piensas mucho en ello, observas los cambios físicos con detenimiento… Pero en los demás embarazos ya no te fijas demasiado, ya se te olvida en muchas ocasiones… A mi en el tercero me pasó que subí a las coches de choque en la feria y luego me di cuenta que embarazada no debía, pero es que se te olvida q estas embarazada con un niños de 3 años y otro de 1!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. La crema hidratante aveces no es la que hace que salgan o no estrías, hay personas que con crema tienen estrías y otras que no la usan apenas y no salen.

    Lo de andar, es por no estar parada, pero yo creo que tu no estas quieta, convalida ir de paseo con hacer cosas, la cuestión es moverse y yo creo que te mueves.

    Las clases de preparación al parto, las mías son interesantes, pero también he de decir que yo no tengo que ir a trabajar, porque en mi trabajo no te dejan estar a partir de la semana 20 de embarazo, por riesgo biológico. Y si yo tuviera que ir a trabajar no iría a las clases, que realmente son charlas y te cuentan cosas, pero no es algo que sea importante, con hacer tus visitas rutinarias.

    Descansar, eso es algo mas difícil, pero si ves que tu cuerpo no te responde o te sientes mal inténtalo, mientras tu te sientas bien sigue con la marcha.

    Yo las tareas de casa si las hago menos subirme a escaleras o sillas todo lo demás si lo hago, y eso que no debería hacer todas las locuras que hago de limpieza, pero lo mismo digo no lo va hacer todo el.

    Un besazo!!!!

    Le gusta a 1 persona

  3. Muy interesante y es que no es lo mismo estar embarazada que estar embarazada y tener hijo(s). Lo importante es que todo va bien y que siga así! Si ya estás en las puertas del tercer trimestre! Qué rápido pasan los embarazos blogueriles jjjj.
    En cuanto a las clases preparto, yo si volviera atrás no iría ni loca. Comprándote un libro o mirando en internet, hay información de sobra jjj.

    Besos y a seguir bien!

    Le gusta a 1 persona

  4. Leyéndote parece que estás describiendo mi día a día. Este segundo embarazo no estoy haciendo nada de lo recomendable, pero es que con un peque de 14 meses es misión imposible. Y mira que tengo al marido y la familia volcados, pero en el día a día por mucho que lo intente de todo no me puedo librar. El momento de descanso es el ratito de la noche, cuando el peque ya duerme, antes de acostarnos nosotros. ¡Te entiendo tanto! Pero estoy segura de que todo irá genial, somos carne de cañón 😉 un abrazo!

    Le gusta a 1 persona

  5. yo estoy embarazada del tercero y cuándo me preguntan de cuantas semanas estoy y no lo se, lo tengo que pensar me siento la peor madre del mundo…pero es que con un niño de 4 años y otro de 2 años y medio no me da la vida, ni para cremas, ni para andar, ni para hablar a mi bebe ni par amuchas otras cosas, porque tengo que atender a estas otras dos personitas…asíque estoy totalmente contigo!! jejej, besotes y ánimo, esto es así!!

    Le gusta a 1 persona

  6. Yo aún no lo he probado, aunque dicen eso de “No hay dos embarazos iguales” y está claro que no es lo mismo el primer embarazo, que aún no hay otros niños “dando guerra” que los siguientes, en los que ya no eres solo tu y y tu tripa, hay otra personita por ahí 😉

    Le gusta a 1 persona

  7. Pobre, ánimo!! Está claro q no tiene nada q ver estar solita con tu barrigota tan a gusto que tener q estar pendiente de una nena… pero bueno, ya sabiñendolo yo me buscaría mi medio minuto al día para disfrutar del q viene y tomarlo todo con filosofía. Un besote!!

    Le gusta a 1 persona

      • Pues a los cinco meses se detectó que mi niña tenía un retraso de gestación, tenía un percentil 0, estaba muy pequeña. Los médicos estaban muy pesimistas. Decían que a lo mejor ella no nacería así que tuve que hacer un largo recurrido. Todas las semanas tenía que ir al hospital a hacer ecografías y exámenes, a las 28 semanas me aplicaron una medicación para madurar el pulmón de ellas por si fuera necesario provocar el parto. Tuve que hacer reposo y comer mucho para ella fuera creciendo. Me dijeron que si pudiéramos llegar hasta la semana 34 ya sería un logro pero que ella nunca alcanzaría la semana 40. Pero yo nunca desanimé, estuve siempre contenta y creyendo que Dios nos ayudaría. No quería ponerme negativa porque empeoraría las cosas para ella. Fue un largo proceso, muy cansado, estaba harta de hacer reposo. Pero todo valió la pena. Mi niña nació en la semana 41, de parto provocado. Pequeña eso sí, pero con salud. Y ahora mientras te escribo aquí está ella toda alegre. 🙂 La estoy disfrutando muchísimo. 🙂

        Le gusta a 1 persona

Seguro que tienes algo que decir. ¡Adelante!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s