Lo que no nos contaron de esto de ser madres

Falta de tiempo cuando eres madre

Hoy no tenía que escribir post. Hasta el martes no me tocaba, y ya tenía pensado de lo que iba a hablar: nuestra escapada de Semana Santa. Pero, lo que son las cosas, necesito desahogarme y ver que me entendéis, así que aquí estoy dándole a la tecla, en vivo y en directo. Esta vez ni borradores ni posts programados.

Creo que hay cosas que nadie nos cuenta cuando estamos embarazadas o asistimos a las clases de preparación al parto por si nos arrepentimos. 😉 Nos hablan del parto, valga la redundancia, que, sinceramente, es el mejor de los males. Pasas un rato un tanto…, cómo diría yo…, desagradable, incómodo, doloroso (¡bendita epidural!), pero con sus tintes de bonito y maravilloso, y fuera. Olvidas lo malo en el momento en el que te ponen a tu criatura encima y sientes que todo ha merecido la pena.

Y entonces comienza el posparto, puerperio o como quieran llamarlo, que no sé exactamente lo que dicen que dura, pero tengo la sensación de que aún estoy en él, aunque ya han pasado casi 18 meses. Porque aunque las secuelas físicas ya se han borrado, continúan otras mucho más fuertes.

En ese preciso instante en el que nació mi hija, se me añadió un rol más a mi lista: mujer, hija, hermana, amante, amiga. Con el nuevo rol de madre, se fueron sumando tareas, cientos de tareas. Hasta tal punto que en muchas ocasiones has de relegar las tareas de tus otros roles a un segundo plano, lo que causa frustración en otras personas y una sensación en ti misma de no llegar a todo.

Porque a veces en tu escala de “cosas que hacer” en una hora y media, que es el tiempo que calculas que tu hija va a aguantar durmiendo la siesta, le das más prioridad a una cosa determinada, en un momento determinado. Eliges concederte un rato para ti, para adecentarte un poco y que tu rol de mujer, que es el que tengo más abandonado, no vaya mermando.

Y yo me pregunto: ¿cómo encontrar ese punto exacto en el que nuestros roles convivan de forma armoniosa, sabiendo que el día solo tiene 24 horas? ¿Alguna ha encontrado la fórmula de la cuadratura del círculo? 😉

22 comentarios en “Lo que no nos contaron de esto de ser madres

  1. Yo creo que al final se consigue, pero hay que querer conseguirlo. El primer paso es ese. ¿Como? Creo qe poco a poco va llegando sólo, porque los peques van siendo algo más independientes o nosotras algo menos dependientes de ellos. Besicos!!!

    Le gusta a 1 persona

  2. Ay es tan complicado. Las horas son las mismas y las tareas se van multiplicando… Está claro que hay cosas que tienes que relegar. El truco? Encontrar el equilibrio, hoy esto, mañana aquello y poco a poco. Lo ideal es que no te sientas mal por dejar de lado ciertas cosas o por hacerlas con menor frecuencia de la que acostumbrabas. La adaptación la debes hacer tú y los que están a tu alrededor deben comprenderte y ayudarte. Ánimo!

    Le gusta a 1 persona

  3. Pues a mí también me ha costado bastante y empiezo a organizarme ahora después de 21 meses… la clave es lo que tú mencionas: prioridades. Es decir: decidir en cada momento lo que hace más falta y así vas dejando de lado cosas, pero no las más importantes. y tú eres la que decide cada vez… habrá veces en que para tu salud mental lo más importante sea salir un minuto al parque y relajarte con tu peque, pero otras necesitarás dar un limpioteo a la cocina sólo para sentirte tú misma mejor con el entorno… así andamos, día tras días priorizando que no es poco 😉

    Le gusta a 1 persona

  4. Hay que hacer equilibrios con todo: con el trabajo, la pareja, los amigos… ¡hasta con una misma! El otro día, en vacaciones, surgió la posibilidad de ir a la playa y al llegar allí me di cuenta ¡de que llevaba dos meses sin depilarme las piernas! Vamos, como para ponerme un bikini… Son cosas de la vida con hijos y que, como dices, no siempre se entienden (a veces no lo entiendo ni tu propia pareja!!!), pero con el tiempo se acaba encontrando el punto medio ¡O eso me gusta pensar! Mucho ánimo

    Le gusta a 1 persona

  5. Gran pregunta! Como se consigue? supongo que con tiempo y ganas. Cambiando prioridades (los platos y el polvo pueden esperar) y dedicarse tiempo a uno mismo. Esta semana santa lo hice… una tarde sin hacer NADA que lujo! y valió la pena porque luego estaba mucho más relajada para todo lo demás.

    Le gusta a 2 personas

  6. A mi me pasó igual que a ti, me encontraba saturada. Me duró cerca de un año. Después he aprendido a disfrutar de cada momento pero también a delegar. Antes quería vivir cada minuto de mi hijo con tanta ansia que a veces ni disfrutaba.
    Un beso enorme y espero que encuentres pronto ese equilibrio 😉

    Le gusta a 1 persona

  7. Casi 3 años después yo sigo sin organizarme.. entre trabajo,casa y niño, algo se tiene que quedar sin atender y suele ser la casa jaja. me sigo duchando cuando duerme, de noche. Y gracias a dios que duerme mucho tanto de noche como en la siesta,que así puedo hacer otras cosas. También ademas de la organización influye el que tengas ayuda o no. Yo que no tengo guardería ni familia, me organizo peor que si pudiera disponer de esa ayuda al menos un par de horitas al día. En mi caso, creo que veré la luz cuando empiece el cole, que ya contaré con esas horas que se que las tengo para hacer otras cosas jeje,.

    Le gusta a 1 persona

  8. Ay, el parto dura un rato (largo en mi caso), pero el posparto es toda la vida. Ya nada es igual y lo de tener tiempo para una misma parece misión imposible… El reparto de tareas en casa es fundamental y a lo que no se llega, pues no se llega, pero creo que la sensación de estar todo el día corriendo de un lado para otro y tratando de aprovechar cada minuto de la siesta de los peques no se acaba nunca. Ánimo!!!

    Le gusta a 1 persona

    • Sí, es cierto que el reparto de las tareas es fundamental, pero aún así, es difícil llegar a la mitad de cosas planeadas. 😉

      En fin, nos hemos metido en esto, así que hay que sobrevivir como podamos. Lo bueno es que tenemos el mejor motivo del mundo para seguir adelante. 🙂

      Muchas gracias por tu comentario. ¡Un abrazo!

      Me gusta

Seguro que tienes algo que decir. ¡Adelante!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s