Ahora somos tres

Nos fuimos al hospital (yo chorreando líquido amniótico por las piernas), siendo dos. Volvimos siendo tres. Ese nuevo ser, aunque diminuto, trastocó nuestras vidas por completo.

El cambio fue brutal, como les decía a mis amigas, que me miraban con cara de “Se ha vuelto loca”. A partir de ese momento nuestras vidas comenzaron a girar en torno a nuestra criatura: comíamos cuando Pegotito nos dejaba, daba igual que fueran las 12 del mediodía o las 4 de la tarde; dormíamos aprovechando los ratos en los que ella cerraba el ojo; las duchas, las salidas con amigos, las conversaciones… Todo cambió. Ahora éramos padres, y teníamos que acostumbrarnos sí o sí.

Porque, aunque pongas a Dios por testigo de que tu vida va a seguir siendo igual, que no quieres sucumbir a las rutinas que te demanda un bebé, tu vida, vuestra vida, será algo completamente distinto.

Las relaciones de pareja cuando hay hijos. Éste ha sido el tema sobre el que ha tratado hoy la “Guía de Padres”, en el programa “Hoy por hoy” de la SER. No he podido escucharlo entero porque Pegotito quería dormir y he tenido que ponerme manos a la obra, pero a grandes rasgos, lo que recomendaba la Súpernanny (colaboradora habitual de la sección) que debíamos hacer para no cargarnos nuestra relación de pareja era lo siguiente:

  • Hay que salir, tanto solos como con amigos.
  • Las conversaciones no han de versar siempre sobre el hijo. Debemos hablar de nosotros mismos, de lo que hemos hecho en el trabajo, por ejemplo.
  • No llamarse el uno al otro “papá” o “mamá”

Yo no sé vosotras, pero yo las cumplo todas para mal. 😦

Salir… A las 10 de la noche tengo tanto sueño que me echaría a dormir sobre una cama de pinchos ardiendo. Tal cual. Muchas veces me quedo dormida cuando intento que Pegotito caiga rendida y tiene que entrar mi chico media hora después (previa autorización mía) a despertarme. ¡Como para pensar en irme de juerga! Además, esa es otra, tendríamos que dejar a Pegotito con los abuelos, por ejemplo, con los que se lo pasa de fábula, pero yo aún no puedo separarme de ella más que lo necesario. Necesito un poco más de tiempo. Quizá próximamente proponga ir al cine, pero sin presiones, ¿eh?.

¿Hablar de algo distinto que no sea lo trasto que es Pegotito, las cosas nuevas que hace o los amagos de beso que me ha dado? Del trabajo no puedo hablar, jeje, porque estoy en paro. 😉 Últimamente hemos retomado lo de ver series y estamos a tope con “The Walking Dead”, algo es algo.

Jod ¡Leches! Yo llamo a mi chico papá cuando digo, por ejemplo: “Pegoti, dile a papá que te dé agua”, o cosas así. Y él igual. Me parece un gesto bonito, no sé. La Súpernanny dice que así quitamos al otro el erotismo o algo así. Pero, sinceramente, ¿pensabas que cuando fueras padre ibas a seguir teniendo sexo tan a menudo como antes? 😉

Yo creo que el tiempo va poniendo las cosas en su sitio. Solo espero que no me pase lo que a una mamá que ha llamado al programa. Tenía un hijo de 14 años y no le dejaba solo en casa. Ni tanto ni tan calvo, ¿no?

¿Cómo lleváis vosotras vuestras relaciones de pareja ahora que sois tres, cuatro o incluso más? 😉

13 comentarios en “Ahora somos tres

  1. Que ya nada es igual creo que todos lo sabemos, lo reconozcamos en mayor o menor medida. Salir salimos pero a mí por lo menos, parece que me falta algo, aunque tengo que reconocer que de vez en cuando lo necesito y nos viene muy bien. Las conversaciones se centran en los niños, es inevitablemente, sobre todo cuando mi “trabajo” ahora son ellos (te suena, no?). Y llamar Papá o Mamá también lo hacemos pero tampoco lo veo mal.
    O asumimos el cambio o mal vamos. Aunque hay que darse un respiro de vez en cuando….
    Ups, me he extendido mucho, lo siento.

    Me gusta

  2. Bufff, ahora es complicado…. Supongo que en un par de años los peques serán un pelín más independientes y nosotros podremos volver a tener un ratito de tiempo para los dos. Pero ahora nos limitamos a una hora por la noche cuando ya duermen, si es que aguantamos, y alguna escapadita al cine dos veces al año! Supongo que es el precio de ser padres…
    Por cierto, yo también les digo: llévale esto a papá o dile esto a papá. Pero eso es normal porque es el modo en que te diriges a los niños. Creo que se debían referir más bien a que cuando os habléis entre vosotros no os llaméis mamá o papá. Yo eso no lo hago, para mí él sigue siendo Marido y lo llamo por su nombre. Tanto que los niños a veces también lo hacen jajajaja

    Le gusta a 1 persona

  3. Jajajaja yo también cumplo todos los puntos pero para mal! El vuelvo que da la vida es brutal, nosotros también empezamos viendo The Walking jejejeje, pero bueno imagino que poco a poco se va recuperando. Otra putada es que yo soy la primera del grupo de amigas que es mamá y cuando mi pequeña Morlita ya sea más grandecita y me de igual dejarla es probable que mis amigas se encuentren en este punto! Jejejeje

    Me gusta

Seguro que tienes algo que decir. ¡Adelante!

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s