Porque, en primer lugar, somos madres y padres ;)

Esta semana tengo el blog un poco abandonado. Me había propuesto escribir al menos tres veces en semana, pero he estado liada con un proyecto para el curso que estoy haciendo y el tiempo libre que he tenido lo he dedicado a esto. Hoy lo tengo ya un poco avanzado y puedo retomar mi actividad bloguera. ¡Bien!

Como he comentado, estoy metida en esto de las redes sociales, el marketing y la publi y os quiero enseñar un vídeo de una marca de alimentación infantil, Similac. En él se muestran algunos de los estereotipos que conviven en el mundo maternal y paternal (según el vídeo, no hay matices. O blanco o negro) que no dudan en aunar sus fuerzas para salvar a un carrito con bebé dentro que se precipita por una cuesta.

Porque, a pesar de nuestras convicciones, no debemos olvidar que, en primer lugar, somos madres y padres, y que cada uno hace lo que cree que es mejor para sus hijos, en función de sus circunstancias y sus posibilidades.

¡Espero que os guste! 😉

¡Desde luego el bebetín que iba en el carro se lo ha debido de pasar teta! 🙂

Ñam, ñam… ¡Galletas!

Pegoti comenzó a comer galletas cuando cumplió un año. En ese momento levanté un poco la mano en lo referente a la comida y dejé que poco a poco fuera probando cosas nuevas como el yogur, los gusanitos, el jamón serrano, el de york o las galletas.

Pero claro, tuve que ponerme manos a la obra para encontrar unas galletas que no llevaran huevo, ni lactosa, ni aceite de palma, ni demasiados añadidos tipo E- no sé cuántos o E- no sé cuantitos. Me convertí en una devoradora de etiquetas (bueno, eso ya lo soy, a decir verdad), en una pateadora de tiendas y supermercados, sin mucha fe de encontrar lo que deseaba, pues soy bastante conocedora de todos los “extras” que llevan los alimentos que nos venden o nos quieren vender.

Hasta que finalmente entré en una tienda ecológica que tenemos cerca de casa y las encontré. ¡Yuhuu! Son de la marca Bio Darma. Éstas son las de avena, las primeras que probó Pegotito.

Galletas avena Bio Darma. Diario de una MaMI.

Galletas avena Bio Darma

Llevan harina integral de avena, fibra de avena, almidón de tapioca, azúcar integral, aceite de oliva virgen extra, bebida de avena, vainilla, canela, aromas naturales y bicarbonato. No sé si me dejaré alguno porque se corta un poco el listado en el envase.

Y aquí están las de centeno. Sus ingredientes son: harina integral de centeno, harina de avena, licuado de soja, melaza de arroz, aceite de oliva virgen extra, 20% vainilla y bicarbonato sódico como gasificante.

Galletas centeno Bio Darma. Diario de una Mami

Galletas centeno Bio Darma

Están muy ricas y creo que son una buena alternativa a otras marcas tradicionales.

¿Qué marcas de galletas comen vuestros hijos? ¿Me recomendáis alguna?